Secciones
Legislación
Nuestros Socios
Oportunidades de trabajo/Licitaciones
Enlaces
 

Especialistas de Latinoamérica presentaron recomendaciones y buenas prácticas en políticas de adolescencia y juventud

La importancia de fortalecer las políticas integradas de juventud, prevenir el embarazo en adolescentes e implementar la educación sexual integral fueron tres de los principales temas que centraron la discusión de la primera jornada.

El XII Congreso Internacional de Salud, Educación y Desarrollo de Adolescentes y Jóvenes fue organizado por la Sociedad Peruana de Adolescencia y Juventud (SPAJ) con el apoyo del UNFPA entre otros cooperantes. Reunió a especialistas del sector salud y educación, representantes de la sociedad civil, así como colectivos de adolescentes y jóvenes con el objetivo de contribuir fortalecer el trabajo conjunto y articulado, en base a nueva evidencia, lecciones aprendidas y buenas prácticas, para avanzar en la respuesta a las necesidades de desarrollo integral de la diversidad de adolescentes y jóvenes de la región de América Latina, y del Perú en particular.

Adolescentes y jóvenes en el centro de las políticas de desarrollo

La Agenda 2030 para el desarrollo sostenible ha visibilizado la importancia de atender las demandas y necesidades de los y las adolescentes y jóvenes. Ello resulta particularmente pertinente en el Perú, donde estas poblaciones alcanzan el 30% y constituyen la generación más numerosa, educada e informada que ha tenido el país.

“La atención de esta población es fundamental para avanzar hacia sociedades más igualitarias; sin embargo, aún se enfrentan serias dificultades. Llama la atención, por ejemplo, el elevado porcentaje de jóvenes que ni estudian ni trabajan. Uno de cada seis se encuentra excluido del trabajo, y la mayoría son mujeres. Muchas de ellas tuvieron embarazos tempranos, vinculados a falta de acceso a la planificación familiar. Estas desigualdades se proyectan y amplifican en la vida adulta”, sostuvo la Sra. Elena Zúñiga, Representante del UNFPA en el Perú.

El Mg. Ernesto Rodríguez, Director del Centro Latinoamericano sobre Juventud (CELAJU) explicó que existen diversos enfoques, tensiones y contradicciones en el desarrollo de políticas públicas de juventud en América Latina que han logrado resultados heterogéneos. Por ejemplo, se ha logrado un mayor acceso a la educación, pero no hay suficiente oferta de empleo; se han creado espacios específicos que han aislado a los jóvenes en lugar de integrarlos; y se asume heterogeneidad de la juventud, pero persisten prácticas homogeneizantes.

En esa línea, mencionó que el incremento de la inversión social en la juventud, el reconocimiento de las especificidades de los grupos de jóvenes y el desarrollo de políticas integradas con enfoque intergeneracional son desafíos fundamentales para el país y para América Latina. “El Perú es el país con mayor desarrollo de políticas sectoriales de juventud en la región. Sin embargo se encuentra entre los últimos lugares en cuanto al desarrollo de políticas integradas de juventud (…) La inversión social en la juventud peruana es dos tercios lo que se debería invertir según el peso demográfico de esta población”, acotó.

La deuda pendiente con los derechos sexuales y reproductivos

En los países de América Latina y El Caribe, una de las principales tareas pendientes es la promoción y protección de los derechos sexuales y reproductivos de los y las adolescentes. Así lo demuestran las altas tasas de embarazos en adolescentes y los debates abiertos acerca de la inclusión de la educación sexual integral en la escuela y el acceso a la anticoncepción para quienes lo requieren.

 “Los adolescentes tienen derecho a la salud sexual y reproductiva. El derecho a la salud tiene distintas dimensiones y una de ellas es ésta. Tiene además el reconocimiento en las normas nacionales e internacionales”, recordó la Dra. Mayda Ramos, Adjunta para la Niñez y la Adolescencia de la Defensoría del Pueblo.

Alrededor de dos millones de nacimientos en la región corresponden a madres adolescentes, dos tercios de estos se dan en América del Sur. En el Perú, 14 de cada 100 adolescentes de 15 a 19 años son madres o han estado embarazadas (según la ENDES 2015), indicador que no ha descendido en los últimos 25 años.

 “La fecundidad adolescente es muy alta en comparación con la fecundidad adulta (…) Entre el 20% y el 33% de las mujeres latinoamericanas son madres antes de terminar la adolescencia. Este es un tema de inequidad y afecta principalmente a las mujeres de los estratos sociales más vulnerables. La mayoría  no planificó esos embarazos (…) Existe pues una situación de vulneración de derechos que debe subsanarse”, indicó la Dra. Georgina Binstock, investigadora del Centro de Estudios de Población (CENEP). Alertó además que los avances registrados en otras áreas, como el acceso a la educación, aún no se reflejan en la disminución de estos embarazos y que las madres adolescentes se encuentran en desventaja en cuanto a su asistencia y logros educativos.

Entre las niñas adolescentes esta situación es también preocupante. El embarazo supone un riesgo mayor para ellas, al no estar física, emocional y psicológicamente preparadas para la maternidad, y pueden presentarse complicaciones en su salud que incluso pueden acabar con su vida o la del recién nacido.

Así lo hizo conocer, Walter Mendoza, Analista de Programa en Población y Desarrollo del UNFPA, quien presentó esta problemática poco conocida hasta hace unas semanas resultado del trabajo realizado por el MIMP con la colaboración del UNFPA, a partir de la información de registros del RENIEC y el MINSA. “Al día se registran cuatro madres a esa edad. En las niñas que tienen quince años cumplidos, once son madres cada día. Madres que en la mayoría de casos lo fueron a causa de abuso sexual y otras situaciones de violencia”, afirmó. La información desagregada a nivel de distritos permitió también identificar las edades de los progenitores que en 71% de casos son mayores de edad.

Educación sexual para el desarrollo integral de los y las adolescentes

La educación sexual integral (ESI) permite a los y las adolescentes tomar decisiones acertadas y fundamentadas sobre su sexualidad y su salud. Los prepara además para una vida feliz, plena y responsable. “Utiliza como base la ciencia y el pensamiento crítico. Tiene como fundamento los derechos humanos y como parte de ellos, los derechos sexuales y reproductivos, consagrados en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y en múltiples instrumentos que todos los países de la región reconocen”, sostuvo la Dra. Esther Corona, experta en educación sexual.

Mencionó también que el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible requiere un compromiso con una educación inclusiva y de calidad, así como el cumplimiento de las medidas prioritarias del Consenso de Montevideo sobre Población y Desarrollo que ha sido suscrito por el Estado peruano en el año 2013.

El Consenso de Montevideo se concreta en el marco de la revisión de 20 años del  Plan de Acción de la Conferencia de Población y Desarrollo, celebrada en Cairo en 1994, que engloba  una serie de acuerdos suscritos por los países de América Latina y el Caribe, y hace mención explícita a medidas prioritarias que sólo podrán hacerse realidad con políticas públicas y amplios programas enfocados en la población adolescente y joven.

La Dra. Corona destacó entre los principales desafíos para la implementación de la ESI el rol de los Estados como garantes del derecho de niños, niñas y adolescentes a una educación sexual integral; la necesidad de impulsarla en todos los niveles de la educación formal; fortalecer el trabajo intersectorial; definir estándares de capacitación docente e impulsar procesos de capacitación a partir de ellos; y designar presupuestos específicos y suficientes; entre otros.

El Sr. Fernando Berríos, Coordinador del Sector Educación de UNESCO, destacó los numerosos beneficios de la educación sexual integral que han sido comprobados a través de estudios, como su impacto positivo en el cuidado de la salud sexual y reproductiva, en la prevención del VIH y las ITS, en los cambios actitudinales hacia comportamientos responsables y de cuidado, en el uso de métodos anticonceptivos, e incluso en la postergación de las relaciones sexuales a partir de un juicio crítico e informado. “Los jóvenes requieren cada vez más la educación sexual y la mayoría de la población está a favor de que se incluya en la educación formal (…) Existen brechas entre las políticas existentes y su puesta en práctica. Los contenidos deben responder a los contextos nacionales y a las necesidades específicas de la juventud”, expresó.

En ese sentido, Marisol Collahuacho, Representante Juvenil de Kallpa, observó que es necesario reforzar la implementación de una educación sexual integral y que se respeten los derechos de los jóvenes y adolescentes. “En nuestro país seguimos sufriendo una leve implementación de la educación sexual integral a pesar de los avances en política pública. Y algunos la imparten según sus creencias y prejuicios. La educación sexual de calidad, científica y oportuna es nuestro derecho y debe ser abordada, sólo así lograremos el desarrollo pleno de las personas”, puntualizó.

La inversión para desarrollar las capacidades y hacer realidad los planes de vida de los y las adolescentes y jóvenes tendrá un impacto de alto beneficio para el Perú en el mediano y el largo plazo, haciendo realidad las oportunidades del bono demográfico que hoy requieren mayores inversiones en salud, educación y empleo de calidad para el gran contingente de jóvenes (15 a 29 años) que tiene el país.

El Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) es la agencia de cooperación internacional para el desarrollo que tiene como misión asegurar que cada embarazo sea planeado, cada parto sea sin riesgos y cada joven alcance su pleno potencial. El IX Programa de País del UNFPA y el Estado peruano, 2017-2021, visiona un Perú donde adolescentes y jóvenes cuenten con las capacidades y oportunidades para ejercer plenamente sus derechos humanos, incluidos sus derechos sexuales y reproductivos, vivan una vida libre de violencia y constituyan una fuerza que impulse el desarrollo sostenible.
» ver más noticias « Regresar
© 2011 Fondo de Población de las Naciones Unidas
Reservados todos los derechos.
Av. Guardia Civil 1231, Córpac - San Isidro Telf. (511) 226-1026